Calle 34 # 43- 66 Of. 233

Síguenos en:

Portal empleados

Legal

Ley de protección al cesante
2016-06-28

La ley, denominada Mecanismo de Protección al Cesante/Seguro de Desempleo, además de garantizar al desempleado por seis meses la cotización a salud, pensión y subsidio familiar, le permite acceder a los servicios de intermediación y capacitación en competencias básicas y laborales que prestarán el Sena, las cajas de compensación familiar, o las instituciones de formación para el trabajo certificadas en calidad. La norma incluye la posibilidad de un aporte económico, condicionado a que el desempleado haya hecho aportes voluntarios a sus cesantías.

Según la Ley 1636 del 18 de junio de 2013, podrán acceder a los beneficios del mecanismo todos los trabajadores que hayan realizado aportes a las cajas de compensación familiar durante 12 meses, continuos o discontinuos, durante los últimos 3 años en caso de ser dependientes, y 24 meses en caso de ser trabajadores independientes.

Si usted pierde su empleo, para tener acceso a los beneficios usted deberá solicitar al empleador, dentro de los tres días siguientes a la terminación de la relación laboral, una carta o certificación de terminación de la misma, en la que indique la fecha de terminación.

Para los independientes, aún no se han regulado los métodos para solicitarlo. Sin embargo, la afiliación al MPC es obligatoria para todos los empleados afiliados a las Cajas de Compensación Familiar, excepto para los trabajadores de salario integral y trabajadores independientes, para quienes la afiliación será de carácter voluntario. No implica que el ahorro de las cesantías sea obligatorio. El trabajador podrá decidir voluntariamente el porcentaje de sus cesantías. Los trabajadores que ahorren voluntariamente para el MPC recibirán un beneficio monetario proporcional a su ahorro que se hará efectivo con cargo al Fosfec en el momento en que quede cesante. El trabajador que quiera usar las cesantías para educación, compra, construcción o mejoras de vivienda podrá usar para este efecto el 100 por ciento de sus cesantías sin problema alguno.

Quien quede desempleado el 1° de octubre de este año, podrá acceder al beneficio de Seguro de Protección al Cesante/Seguro de Desempleo, si:

  • Su situación laboral ha terminado por cualquier causa o, en el caso de ser independiente su contrato haya cumplido con el plazo de duración pactado y no cuente con ningún otro, o no cuente con ninguna fuente de ingresos.
  • Se ha realizado aportes un año continuo o discontinuo a una Caja de Compensación Familiar durante los últimos tres años.
  • Si inscribió en cualquiera de los servicios de empleos autorizados, pertenecientes a la Red de Servicios de Empleo