Calle 34 # 43- 66 Of. 233

Síguenos en:

Portal empleados

Salud ocupacional y productividad

No se queme en su trabajo
2016-10-12

El termino “quemarse” en el trabajo, ha venido adquiriendo fuerza en los discursos empresariales. Esta palabra es radicalmente diferente al estado Burnout, utilizado por psicólogos o encargados del área de recursos humanos. Su diferencia radica en la posición del sujeto frente al trabajo, ya que una depende de las condiciones externas del mismo y los síntomas que surgen a partir de las condiciones laborales (burnout), mientras “quemarse” depende de la posición del sujeto hacia el trabajo.

Quemarse en el trabajo entonces, está directamente ligado a la falta de aptitudes o condiciones personales que no permiten que el sujeto se acomode de manera adecuada al cargo que desempeña. Debido a esto, muchas personas terminan retirándose del trabajo o simplemente retrasado en sus tareas, por lo que lo que la productividad se verá comprometida, esto, sumado al aumento de las exigencias para incrementar el ritmo.

Para intentar no quemarse en su cargo realice los siguientes pasos:

  • Solicite retroalimentación de sus avances. No asuma una posición pasiva frente a su cargo, busque retroalimentación de las funciones que usted viene realizando, así, usted podrá ir mejorando aspectos o conocerá nuevas formas de hacer su trabajo.
  • Sea abierto a los Cambios. No pretenda imponer su propio estilo, el trabajo en equipo le permitirá conocer avances en los procesos que usted realiza. De esta forma usted tendrá apertura mental para comprender en que puede estar fallando.
  • Comprenda que el NO también es una respuesta. No asuma trabajo o funciones que no le corresponden, dado que esto retrasara su propio ritmo, aprenda a responder NO de una manera asertiva, donde usted pueda dar a comprender la importancia de las funciones que usted realiza. 
  • Las intenciones nunca son suficiente. Intente cumplir con todas sus funciones y si siente que éstas se están desarrollando de una manera inadecuada, no dude en explicar sus razones y dar valor a los nuevos cambios. 
  • No de hechos por sentado. Es importante que en la inducción haga todas las preguntas que le permitan clarificar sus dudas. No se sienta inseguro en dudar o expresar falta de claridad frente a su nuevo empleo. Solicite más información acerca de los procesos a realizar. 
  • Dedique tiempo valioso para usted. Es importante saber detenerse, en algunos momentos aproveche su tiempo para formarse, divertirse o descansar. Siempre resulta más exitoso un trabajador feliz que infeliz, por esto, dedíquese tiempo para las cosas que usted realmente disfruta y deje por un momento el trabajo al lado. 
  • Disfrute de su trabajo. No solo se trata de ser productivo, mantenga relaciones laborales sanas que le permitan crecer, no se centre únicamente en su trabajo, sino también en compartir espacios con sus compañeros, esto le permitirá reducir la tensión y tomarse un respiro. 
  • El termino “quemarse” en el trabajo, ha venido adquiriendo fuerza en los discursos empresariales. Esta palabra es radicalmente diferente al estado Burnout, utilizado por psicólogos o encargados del área de recursos humanos. Su diferencia radica en la posición del sujeto frente al trabajo, ya que una depende de las condiciones externas del mismo y los síntomas que surgen a partir de las condiciones laborales (burnout), mientras “quemarse” depende de la posición del sujeto hacia el trabajo. 
  • Quemarse en el trabajo entonces, está directamente ligado a la falta de aptitudes o condiciones personales que no permiten que el sujeto se acomode de manera adecuada al cargo que desempeña. Debido a esto, muchas personas terminan retirándose del trabajo o simplemente retrasado en sus tareas, por lo que lo que la productividad se verá comprometida, esto, sumado al aumento de las exigencias para incrementar el ritmo. 
  • Para intentar no quemarse en su cargo realice los siguientes pasos:
  • Solicite retroalimentación de sus avances. No asuma una posición pasiva frente a su cargo, busque retroalimentación de las funciones que usted viene realizando, así, usted podrá ir mejorando aspectos o conocerá nuevas formas de hacer su trabajo.
  • Sea abierto a los Cambios. No pretenda imponer su propio estilo, el trabajo en equipo le permitirá conocer avances en los procesos que usted realiza. De esta forma usted tendrá apertura mental para comprender en que puede estar fallando.
  • Comprenda que el NO también es una respuesta. No asuma trabajo o funciones que no le corresponden, dado que esto retrasara su propio ritmo, aprenda a responder NO de una manera asertiva, donde usted pueda dar a comprender la importancia de las funciones que usted realiza. 
  • Las intenciones nunca son suficiente. Intente cumplir con todas sus funciones y si siente que éstas se están desarrollando de una manera inadecuada, no dude en explicar sus razones y dar valor a los nuevos cambios. 
  • No de hechos por sentado. Es importante que en la inducción haga todas las preguntas que le permitan clarificar sus dudas. No se sienta inseguro en dudar o expresar falta de claridad frente a su nuevo empleo. Solicite más información acerca de los procesos a realizar. 
  • Dedique tiempo valioso para usted. Es importante saber detenerse, en algunos momentos aproveche su tiempo para formarse, divertirse o descansar. Siempre resulta más exitoso un trabajador feliz que infeliz, por esto, dedíquese tiempo para las cosas que usted realmente disfruta y deje por un momento el trabajo al lado. 
  • Disfrute de su trabajo. No solo se trata de ser productivo, mantenga relaciones laborales sanas que le permitan crecer, no se centre únicamente en su trabajo, sino también en compartir espacios con sus compañeros, esto le permitirá reducir la tensión y tomarse un respiro.